Almiquí - Animal raro

Muchos afirmaban que el almiquí (o solenodonte), una especie de mamífero insectívoro, ya se había extinguido. Este animal es un verdadero fósil viviente, de cuyos antepasados se han encontrado huesos que datan de hace 30 millones de años. Estamos ante un mamífero primitivo, y de los pocos que poseen veneno.
AlmiquiAlmiquí

Pero el almiquí, que suele tener hábitos nocturnos y se refugia en madrigueras excavadas en la tierra, ha sido localizado en el extremo este de la isla de Cuba. Sólo existen dos especies en el mundo, la cubana y la perteneciente a Haití denominada Solenodon paradoxus.

Este pequeño animal es de color pardo oscuro o negro con el hocico y los hombros de un blanco- amarillento y posee una longitud total de 53 centímetros, anda en zigzag y su saliva es venenosa: el segundo incisivo de cada lado de su mandíbula inferior tiene una ranura comunicada con una glándula venenosa, de donde proviene su nombre latino Solenodon, "diente surcado". El veneno es muy activo: cuando dos de estos animales se encuentran y se pelean ocurre que uno de los dos muere envenenado a causa de las mordeduras del rival.

Su cabeza presenta un hocico que termina en una punta moldeable y a ambos lados se localizan las fosas nasales, de ojos pequeños y orejas casi ralas y redondeadas.

Un ejemplar vivo fue capturado en septiembre del 2003. El mismo fue nombrado "Alejandrito" y toma su nombre del campesino que lo descubrió.

Así pues son buenas las noticias de la supervivencia del almiquí que ha logrado vencer la extinción.

[ Más sobre el almiquí ]